EL EPI MÁS IMPORTANTE ES TU CEREBRO

Ciaman fue invitado por Tereos a su jornada sobre la seguridad

¿Percepción = realidad?

Nuestro lema en este semestre nos sugiere “Piensa antes de actuar”. En diferentes campañas que hemos realizado años atrás, hemos reflexionado sobre la necesidad de, antes de realizar un trabajo, pararnos y pensar a qué riesgos podemos estar expuestos y qué medidas vamos a adoptar para trabajar de una forma segura.

Pero, ¿todo lo que logramos percibir es lo que realmente está pasando a nuestro alrededor?

Rotundamente NO. De hecho, hay estudios neurológicos que demuestran que escasamente solemos quedarnos con un 5% de lo que ocurre a nuestro alrededor, mientras pensamos que estamos abarcando el 100% de la realidad o del mundo real.

A pesar de que todos percibimos el mundo a través de los mismos sentidos, es nuestro cerebro quien interpreta estás visiones o percepciones de la realidad y las convierte en algo tangible para nosotros.

Nuestra visión de la realidad está condicionada por la manera como interpretamos lo que ocurre a nuestro al rededor, “nuestra realidad se forma en nuestra mente”.

La magia pone a prueba nuestra percepción

Un ejemplo claro de la diferencia entre percepción y realidad, se encuentra en la magia. Los trucos de los magos manipulan la consciencia. De hecho, tienen bastante que enseñarnos sobre cómo alterar nuestros niveles de atención. Los magos son capaces de controlar la atención o la memoria con manipulaciones visuales, auditivas, táctiles y sociales. De este modo, podemos demostrar que nuestro nivel de percepción se aleja de la realidad.

Para-evalúa-actúa

Si somos conocedores de las afirmaciones anteriormente efectuadas, deberemos asumir que en muchas situaciones no somos conscientes de los riesgos a los que estamos expuestos, a no ser que hagamos una reflexión de la realidad que nos rodea.

De la misma manera que podemos encontrar una explicación lógica de lo sucedido durante un truco de magia y que en nada se parece a lo que inicialmente habíamos percibido, podemos analizar los distintos factores que nos rodean cuando vamos a realizar un trabajo que inicialmente percibimos a groso modo mediante nuestros sentidos.

De ahí que necesitemos no solo mirar o escuchar, sino que necesitemos pensar y analizar para intentar acaparar el mayor porcentaje posible de la realidad. De ahí que nuestro lema nos recuerde que nuestro cerebro es nuestro EPI más importante.

Es necesario observar, pero nunca olvides, que al igual que la magia lo consigue, no todo lo que vemos pertenece a la realidad de lo que está sucediendo.

Pilar Aguado, Purchasing Manager de Tereos.



 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.